Cómo Conseguir Tu Primera Fotografía Minimalista

fotografia a arquitectura


El minimalismo no es sólo un tipo de fotografía o una moda, el minimalismo es una filosofía, una corriente que comprende desde la decoración hasta la música pasando por la fotografía. Es un estilo de vida. ¿Necesitas ser minimalista para conseguir una fotografía minimal? No siempre. No obstante, te ayudará el comprender algunas claves para conseguir una fotografía minimalista con interés. Menos es más, pero mientras que ese menos esté bien ejecutado y precaución ;). En el artículo de hoy, voy a contarte esas claves para que logres tu primera fotografía minimal. Una que agrade, que atraiga, que seduzca.

¿Qué es una fotografía minimal?

El minimalismo trata de achicar a la mínima expresión, de remover todo aquello que sobra, de abstraer, de achicar a lo fundamental. ¿Cómo se aplica esto a la fotografía? Eligiendo un único sujeto y lograr que sea el personaje principal único de la imagen. Todo lo demás sobra. Se descarta de la forma que se logre, pero se descarta. No probablemente halla elementos que no tengan que ver con la historia, que distraigan, que desvíen la mirada. Hablamos de exhibir la hermosura de lo fácil, seducir con la mínima información. Hablamos de una fotografía fácil, a nivel visual, de economía de elementos, pero no de contenido. Una fotografía sobria, limpia.

Ahora te preguntarás cómo se hace eso, ¿verdad? Vamos a verlo.

Consejos para conseguir una fotografía minimalista

Como te decía en la introducción, ser un individuo que tenga muy interiorizado este estilo de vida puede asistir muchísimo, pero no es condición necesaria. Si sigues estos consejos verás cómo lo logras ;).

1. Comprender el minimalismo

Si bien no es requisito ser un minimalista en todos los puntos de tu vida, comprender esta corriente y entenderla te ayudará en el momento de ver tu foto, de buscar ideas, de encuadrar, de ver con ojos minimal… Estaría bien que leyeras algo relacionado con esta filosofía, que intentaras abarcar su forma de comprender la vida y el arte, más que nada.

2. Proteger la composición

Muy, pero que muy sustancial es mimar la composición en una fotografía minimalista. Si hay uno o dos elementos en la imagen y están mal colocados, habrás arruinado completamente la iniciativa. Protege las líneas, si son rectas, tienen que estar rectas en tu imagen, salvo que estés forzando una diagonal. En ese caso será intencionado, no un abandono imperdonable.

Sáltate las normas, siempre que consigas, que aporten un valor creativo, pero ya sabes… de manera consciente. Protege la estabilidad, aplica la regla de los tercios cuando sea favorable y sáltatela cuando creas primordial. Pero, por favor, mima la imagen, controla cómo dispones los elementos dentro del encuadre, ya que cada centímetro de tu fotografía cuenta.

Busca una composición limpia, vigilada.

3. Objetivos

Puedes llevar a cabo fotografía minimalista con algún propósito, desde un tele, que te ayudará a aislar a los sujetos con el desenfoque (utilizando aperturas amplias) hasta un macro con el que podrás descontextualizar o abstraer. Pasando, por su puesto, por objetivos de distancias focales más estándar, como el 50mm. Cada tipo de propósito te ofrecerá unas oportunidades diferentes. Si tienes numerosos, juega, experimenta, revela. Si sólo tienes un propósito, exprime al máximo lo que te da.

Desde macro hasta tele, que el propósito no sea una limitación.

4. Color

Utiliza el color como personaje principal de tu fotografía minimal. Colores brillantes y fuertes contrastes tienen la posibilidad de ofrecerle sentido a tu fotografía. Busca contrastes en los colores complementarios, juega con la intensidad en la edición (mejor cambiar la intensidad que la saturación o crearás imágenes irreales) y explota las horas de luz dura para que los colores luzcan más brillantes.

Composiciones fundamentadas en el color.

5. Blanco y negro

Si el color en sí no es personaje principal de la imagen y crees que sólo puede distraer, elimínalo, como harías con algún otro elemento sobrante de la escena. No obstante, no fotografíes de manera directa en blanco y negro. Salvo que desees hacerte un concepto rápida de si es una imagen que puede quedar bien en escala de grises. Fotografía en color y más tarde, en el editor, conviértela a blanco y negro.

6. Fondos

Busca fondos lisos, blancos, negros, o algún otro color que no distraiga o sume información. Vale que sume valor a la imagen, pero no información innecesaria. Puedes remover un fondo irritante modificando la visión, trabando en extendida exposición para hallar un efecto sedoso del agua o usando aperturas muy extensas que lo desenfoquen completamente, por poner algunos ejemplos.

Fondo limpio, liso, sin dispesiones.

7. Texturas

Las texturas tienen la posibilidad de ser un óptimo personaje principal de tu imagen minimalista. Has de entender que puedes potenciarlas con una luz dura y del costado. El blanco y negro también las realza. Texturas puedes hallar en la naturaleza, arquitectura o descubrirlas con un macro, dale vida a eso que no se observa a fácil vista ;).

Texturas que acariciar.

8. Geometrías

Las formas geométricas que el cerebro reconoce automáticamente tienen la posibilidad de ser enormes personajes principales de tu fotografías minimalistas. Las formas, las líneas, los patrones… Si no tienes idea por dónde comenzar, te dejo una pista: arquitectura.

La arquitectura está llena de geometrías.a

9. La mirada

Cambia tu forma de ver cuando vayas por la calle. Céntrate en los datos, en personajes principales únicos. Da lo mismo si llevas o no cámara, hablamos de entrenar tu ojo, tu mirada. Jura ver con una observación novedosa, más inocente, como si fueran los ojos de un niño. De sendero al trabajo, o a casa, o dando un recorrido, mira a tu alrededor, intenta aislar un sujeto, o un elemento. Piensa cómo lo encuadrarías. Este ejercicio te vendrá realmente bien.

10. Emoción

Lo he adelantado antes, hablamos de una fotografía fácil a nivel visual, pero no de contenido. Tu finalidad como artista es conmover a tu público, con más o con menos elementos. En esta situación con menos, lo cual no supone que no consigas emocionar. Usa los colores, las líneas o el espacio negativo para ocasionar emociones. 

11. Historia

Al igual que puedes emocionar con el mínimo número de elementos, también puedes contar una historia. Inclusive llevar a cabo las dos cosas. Cómo narrar una historia a través de la fotografía lo tienes realmente bien explicado aquí, no obstante, aplicado a la fotografía minimalista, jura centrarte en un sólo elemento, o dos, si es requisito, descarta todo aquello que sobre en la escena. Te dejo con un caso de muestra.

Cómo contar una historia con los mínimos elementos (@ejota_seventyeight)

12. Inspiración

Inspírate. Es lo destacado que puedes llevar a cabo si no has practicado antes la fotografía minimalista, si no tienes muy claro qué es o cómo conseguirla. Paséate por galerías de fotógrafos minimalistas y empápate de su trabajo. No tiene que ver con copiarlo pero sí de comprender cómo trabaja, cómo se puede apoderarse con una imagen llevada al límite de lo fácil. Para eso, te dejo algunos ejemplos, date una vuelta y goza con sus trabajos.

Comprobarás cómo, realizando todos fotografías minimalistas, tienen cada uno su estilo. Con el tiempo, si disfrutas esta clase de fotografía, lo disfrutas y practicas, acabarás encontrando el tuyo.

En blanco y negro:

Con este chute de inspiración te dejo. ¡Anímate a comunicar tus resultados con nosotros! Quisiera que te haya resultado útil y práctico. Si es así no tengas dudas en compartirlo en tu comunidad favorita ;). Tu generosidad te será eternamente agradecida ;). ¡Gracias y hasta la próxima!